• 12
Productos
Catálogo Ventajas

Vision Skincare

VISION Skincare: eterna juventud

A medida que envejecemos, nuestra piel sufre diversos cambios (biológicos y mecánicos) cuyas causas se encuentran en los factores nocivos del medio que nos rodea. Los cambios biológicos pueden paliarse temporalmente, pero los mecánicos son casi inevitables.
VISION Skincare es una exclusiva línea de cosméticos antienvejecimiento que favorece el rejuvenecimiento de la piel y ofrece los mejores resultados con el mínimo esfuerzo. Ha sido diseñada para combatir las causas y efectos relacionados con el envejecimiento de la piel. La línea Skincare incluye productos cosméticos de alta calidad para el cuidado de la cara, que la protegen de los efectos negativos del medio ambiente, de los rayos ultravioleta y de los radicales libres, reduce las arrugas, estimula la producción de colágeno y elastina en el organismo, aumenta la elasticidad y la firmeza de la piel, conserva su brillo natural y la nutre e hidrata con los elementos más necesarios y beneficiosos.

Células madre

Todos los productos de esta nueva línea de cosméticos contienen células madre vegetales que juegan un papel fundamental en la prevención del envejecimiento de la piel. Las células madre son organismos biológicos universales que se pueden dividir en otras células independientes con objeto de aumentar la cantidad de células madre en el organismo. Suponen un sistema de regeneración interna para muchos tejidos en el que estas se dividen produciendo un número ilimitado de células nuevas y sanas.

Las células madre vegetales PhytoCellTec™ nunatak® que se utilizan en la línea VISION Skincare contienen factores epigenéticos parecidos al de las células madre de un humano adulto.

Tecnología Ultradense®

Creada y patentada por VISION, la tecnología Ultradense® permite producir emulsiones cosméticas ultradensas mediante el uso de ultrasonidos que fragmentan las cremas en pequeñas nanopartículas que penetran mejor en las capas más profundas de la piel. El resultado es una crema entre cinco y siete veces más densa (500 nm en lugar de los habituales 2000-2500 nm) y uniforme.

Gracias a Ultradense® la textura de la crema es más densa y por eso no deja ninguna sensación residual grasienta o pegajosa, resultando innecesarios los conservantes para proteger la calidad de sus componentes. Esta tecnología acelera la absorción de la crema, permite que las células de la piel estén hidratadas y reciban todos los nutrientes necesarios, así como ayuda a ahorrar en la cantidad de crema utilizada.

EGF

Otra de las cuestiones importantes de nuestra revolucionara línea de cosméticos es su factor de crecimiento epidérmico (EGF), la proteína que funciona como portador de nutrientes entre las células. Estimula el crecimiento y la recuperación celular aumentando su productividad para activar los procesos de renovación de la piel. Además, el EFG ayuda a prevenir los efectos nocivos del sol, reduce las arrugas y aumenta la elasticidad y la firmeza.

Biopéptidos

Los productos VISION Skincare también están enriquecidos con biopéptidos, componentes clave en la lucha contra el envejecimiento. Estos elementos biológicamente activos son fragmentos de proteína alterados químicamente. Los biopéptidos permiten bloquear las contracciones musculares, previenen la aparición de arrugas y reducen su cantidad, fortalecen la estructura de la piel y mejoran su tono.

Esponjas VISION Skincare: el secreto para una piel impecable

VISION Skincare presenta su know-how en el campo de la cosmética: las esponjas de konjac, que se fabrican a partir de un tubérculo de origen asiático, rico en gran cantidad de nutrientes beneficiosos, especialmente calcio y silicio minerales.

Las esponjas VISION Skincare se han diseñado especialmente para una limpieza de la cara delicada. Además, gracias a su textura suave, las esponjas de konjac son aptas para todo tipo de piel, incluyendo las más sensibles. Limpian cuidadosamente la cara y eliminan suavemente el maquillaje en apenas unos minutos.

La planta del konjac (Amorphophallus konjac) se utiliza desde hace más de 1500 años en la medicina de Corea, Japón y China, en la industria alimentaria, como suplemento dietético y como cosmético. Gracias a sus propiedades terapéuticas, las esponjas de konjac (Amorphophallus konjac) se crearon originalmente para el cuidado de la delicada piel de los bebés.